fbpx

ElEconomista. 

¿Cuánto vale alquilar una vivienda en las distintas ciudades europeas? El arrendamiento de un apartamento de un dormitorio en Barcelona cuesta, de media, 1.220 euros al mes, mientras que en Madrid el precio medio alcanza los 1.213 euros. Así lo indican las cifras del Índice Internacional de Alquileres por Ciudades de HousingAnywhere, correspondiente al tercer trimestre de 2021. De este modo, hasta en trece ciudades europeas el precio del alquiler es más elevado, tal y como revelan los datos del estudio de la plataforma de alquiler -para el que se han analizado 102.303 propiedades listadas en la misma entre julio del año pasado y septiembre de 2021-.

París se alza como la ciudad más cara. Y es que, para alquilar un apartamento de un dormitorio en la capital francesa hay que desembolsar, de media, 1.957 euros al mes. «París es una ciudad que es un gran polo de empresas, un gran destino turístico por si solo y eso hace que haya mucha demanda de viviendas, lo que supone que el centro de la ciudad los precios sean altos, a pesar que se alquilan espacios desde 7-8 m2 de superficie, las llamadas Chambres de bonne. Además, París tiene su salario medio mensual mucho más alto que Madrid o Barcelona», explica Montse Moreno, vicepresidenta de la Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (Aepsi).

De este modo, los datos de HousingAnywhere reflejan que el precio medio del alquiler de una vivienda de dichas características en Madrid y Barcelona es un 38% inferior que en París. «Normalmente, hay ciudades más caras que otras a nivel del alquiler de la vivienda, en función del polo de atracción que supongan a nivel mundial y en función de los salarios y nivel de vida de la ciudad. Aunque Madrid y Barcelona son ciudades atractivas en cuanto a oportunidades laborales u oportunidad de implantación de empresas, están mucho menos consolidadas que destinos como París y Londres, que desde hace años, ocupan el ranking de ciudades más caras para alquilar una vivienda», apunta la vicepresidenta de Aepsi.

Arrendar una vivienda en Londres cuesta, de media, 1.830 euros al mes, por lo que se sitúa como la segunda ciudad del Viejo Continente con el precio más elevado, entre las analizadas por HousingAnywhere. Ámsterdam ocupa el tercer escalón del podio entre las europeas con el precio para alquilar una vivienda más caro, al situarse en los 1.636 euros al mes de media. Le siguen Helsinki (1.474 euros), Rotterdam (1.374 euros) Utrecht (1.362 euros) y Berlín (1.338 euros).

Además de Barcelona y Madrid, el precio es superior a los 1.200 euros en lugares como La Haya, Milán, Múnich, Reikiavik, Lisboa y Hamburgo. Con precios entre 1.200 y 1.100 euros al mes se sitúa el alquiler medio de los apartamentos en ciudades como Roma y Fráncfort. Les siguen Bruselas, Viena y Florencia con 1.042 euros, 1.017 euros y 1.016 euros, respectivamente. Por debajo de los 1.000 euros se encuentran Turín y Valencia, según el informe.

Aunque el precio del alquiler en las ciudades españolas está todavía lejos de lugares como París, Londres o Helsinki (en el caso de los apartamentos de un dormitorio que son una de las estancias analizadas en el estudio), de forma generalizada, ha mostrado signos de crecimiento. Una tendencia que se ha dejado ver en distintos países de Europa.

«El tercer trimestre del año suele ser la temporada alta de alquileres para los estudiantes y, por esta razón, no es sorprendente un cierto aumento de los precios de los alquileres. Sin embargo, a medida que la movilidad se va normalizando tanto para los estudiantes como para los jóvenes profesionales y los turistas, la escasez de alojamientos de alquiler se ha hecho evidente de nuevo provocando que los precios suban aún más», señala el informe.

De hecho, en 20 de las 22 ciudades analizadas por la plataforma el precio medio de los apartamentos en alquiler se ha incrementado en el tercer trimestre del año respecto al trimestre anterior. Los mayores crecimientos se registraron en Helsinki (10, 9%), Londres, Viena (8,2% en ambos casos), Berlín (7,8%) y Hamburgo (7,4%). Al otro lado de la balanza tan solo aparecen Fráncfort y Múnich, donde según el Índice Internacional de Alquileres de HousingAnywhere, los precios cayeron un 1,5% y un 3,5%, respectivamente, frente al segundo trimestre del ejercicio.

«La escasez de oferta de alquileres accesibles parecía menos grave en 2020 debido a que las propiedades de alquiler destinadas a corto plazo estaban disponibles para el mercado de alquiler a largo plazo, a lo que se sumaron las restricciones de movilidad global. Sin embargo, como ya se había predicho, ahora estamos viendo una inversión en esta tendencia, ya que tanto el alquiler vacacional como la movilidad se están reactivando«, afirma Djordy Seelmann, director general de HousingAnywhere.

Esta situación se agrava en las principales ciudades universitarias de Europa, y algunas universidades incluso informan de que los estudiantes abandonan o aplazan sus estudios debido a las dificultades para encontrar un arrendamiento accesible. En este sentido, Seelmann añade que «hay una necesidad urgente de disponer de más viviendas accesibles para estudiantes y jóvenes profesionales, especialmente en aquellas ciudades que atraen a los estudiantes a nivel internacional. Desgraciadamente, la construcción de nuevas viviendas no es un asunto sencillo e, incluso en el caso de que se obtengan los permisos adecuados, normalmente se tardan años en que estén terminadas y disponibles para vivir. Por ello, instamos a los responsables políticos a que evalúen de forma crítica las actuales políticas de vivienda y alquiler para encontrar soluciones que puedan abordar inmediatamente este problema».

Como ejemplo, el directivo de HousingAnywhere apunta que los gobiernos «deberían tomar medidas para evitar que el parque de viviendas residenciales vuelva al sector del alquiler vacacional a corto plazo. Además, se podría acelerar la reconversión de los edificios comerciales vacíos para su uso residencial con el permiso adecuado».

Después de la anulación de la ley del límite del precio de los alquileres en Berlín (conocida como Mietendeckel), los precios de los apartamentos en alquiler de esta ciudad registran la mayor subida interanual, un 22,4%.

«La tendencia al alza de los precios confirma la necesidad de una solución a largo plazo para la crisis de la vivienda, especialmente cuando el actual desequilibrio entre la oferta y la demanda se mantiene, al mismo tiempo que los inversores y promotores se desaniman a participar activamente en el mercado. Dado que las políticas de vivienda y alquiler fueron el tema más candente de las recientes elecciones alemanas, es muy probable que la política de alquiler alemana vuelva a experimentar cambios en los próximos años», señala el informe.

Hamburgo y Reikiavik le siguen con repuntes del 19,9% y del 14,7%, en cada caso. Por su parte, los precios de los apartamentos en alquiler en la ciudad de Milán han subido un 14,36% interanual. Con alzas que superan el 10% también aparecen lugares como París (11,5%), Lisboa (11,5%) y Fráncfort (11,1%).

En cambio, seis ciudades han experimentado un recorte en el precio del alquiler respecto a las cifras de hace un año. Así, a este lado de la tabla se encuentran Múnich, con un descenso del 17,4%; Valencia y Viena con caídas del 7,4% y del 3,6%, respectivamente. Ámsterdam (-2,1%), Barcelona (-1,3%) y Turín (-0,5%) cierran esta lista con descensos en el precio en el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2020.

 

Call Now ButtonLlámanos
Gestoría asesoría en leganes grupo em gestión Gestoría de vehículos en leganes. Transferencias de Vehículos Empresas de Construcción y Reformas Quórum 2000 Construccion Empresas de Mantenimiento y Limpiezas en Madrid CB Villa de Leganés LGN Noticias LGN Ocio LGN Radio Qdr Comunicación Lega Integra QDR Comunicacion QDR Comunicacion