fbpx

El Economista. Uno de los problemas a los que se enfrentan los jóvenes a la hora de de comprar una vivienda es tener el suficiente dinero ahorrado para el pago de la propiedad que no cubre la hipoteca, que suele ser de un 20%, o los gastos que conlleva su tramitación, que podrían alcanzar el 10% del valor del inmueble. A continuación, tiene una serie de fórmulas que permitirían conseguir ese objetivo si no tienes ahorros ni una familia que te los preste.

1. Mediar con un bróker: el comparador HelpMyCash explica que una fórmula es contratar los servicios de un intermediario financiero o bróker, que conseguiría las mejores condiciones de financiación para la compra. No obstante, cabe recordar que los honorarios del profesional suelen oscilar entre el 1% y el 5% del importe conseguido. Esa cantidad se paga cuando se firme la hipoteca.

2. Comprar la vivienda de un banco: el portal Idealista cuenta que otra buena alternativa es adquirir la vivienda de un banco, pues suelen tener unos precios más asequibles y las entidades ofrecen condiciones más ventajosas porque están interesados en ‘deshacerse’ de esa propiedad. Actualmente, el portal inmobiliario cuenta con más de 30.000 viviendas de bancos en venta. Un ejemplo es una promoción de viviendas por menos de 70.000 euros.

3. Alquiler con opción a compra: la plataforma Housage, por su parte, pone sobre la mesa la alternativa de alquiler con opción a compra, que permite ir pagando parte de esa vivienda mientras se vive de alquiler en ella (una parte de la renta mensual se destina a ir abonando el precio final del inmueble). Para acceder a ese sistema se suele abonar una prima por opción de compra del 10% del precio del inmueble y el precio del alquiler es un poco más elevado. Además, durante el periodo de alquiler se deberá ir ahorrado el dinero que se tendrá que desembolsar al finalizar el arrendamiento.

4. Conseguir una hipoteca casi al 100%: la plataforma HelpMyCash explica que hay un determinado tipo de perfil comparador que puede adquirir una financiación casi completa. Se trata de jóvenes con un buen trabajo, ingresos altos y en un sector en alza o estable. También están los funcionarios de carrera, que es uno de los perfiles más seguros y solventes para la banca.

5. Préstamo personal: la última estrategia para comprar una vivienda sin tener ahorros la pone encima de la mesa Idealista: solicitar un préstamo personal para conseguir el dinero suficiente para poner la entrada. Esta solución entraña bastantes riesgos, el comprador tiene que calcular si va a tener la renta suficiente para pagar a la vez el préstamo y la hipoteca.

Gestoría asesoría en leganes grupo em gestión Gestoría de vehículos en leganes. Transferencias de Vehículos Empresas de Construcción y Reformas Empresas de Mantenimiento y Limpiezas en Madrid CB Villa de Leganés LGN Medios Lega Integra