El estilo industrial está de moda. No tienes más que acercarte a cualquier local, restaurante o bar del centro de Madrid -especialmente en el barrio de Malasaña- y lo comprobarás por ti mismo:espacios diáfanos en la medida de lo posible, luces tenues y de ambiente, paredes de ladrillos, tuberías visibles, colores grises

El look industrial aparece de la mano de las viviendas tipo loft, en la Nueva York de mediados del siglo XX. Como su propio nombre indica -industrial-, comenzó con la reforma y adaptación de fábricas o almacenes abandonados para dar lugar a espacios habitables.

Y de Nueva York a Europa, el estilo industrial es cada vez más una apuesta segura. ¿A ti también te gusta? ¡Te damos algunas claves para que transformes tu espacio!

En primer lugar debes tener clara una premisa: el estilo industrial se circunscribe dentro del minimalista, lo que se traduce como “menos es más”. Es moderno y sofisticado. Como con todo, puedes combinarlo con otros. De esta forma, obtendrás un resultado muy distinto si apuestas por objetos de decoración vintage a si, por ejemplo, optas por algo más boho-chic. El punto fuerte del industrial es que también es ecléctico, por lo que da lugar a combinar distintas opciones. Además, es atemporal.

La elección de colores es muy importante, pues el estilo industrial cuenta con unos muy característicos: blanco, negro, gris y marrón. Variando su intensidad, pero siempre estos cuatro. ¿Por qué estos colores? El marrón por la madera, el gris y el negro por el hierro forjado, el cuero, el hormigón o el acero. Estos materiales son también característicos del industrial, por lo que esta paleta de color le da la cohesión que necesita.Estos colores, por supuesto, pueden combinarse con tantos otros como quieras. Al fin y al cabo…¡para gustos los colores! Eso sí, desde Grupo EM Inmobiliaria te recomendamos siempre que sean de base neutra.

El tema de la cohesión es especialmente importante si atendemos al origen del estilo, que se circunscribe a espacios diáfanos y amplios. En este sentido, la elección del mobiliario también es fundamental. Para lograr espacios abiertos es mejor apostar por estanterías flotantes y servirse del juego visual que puede dar la creación de líneas, tanto horizontales como verticales. Se suelen utilizar muebles que tengan un aspecto inacabado, como por ejemplo una mesa cuya superficie de madera esté sin tratar.

En un momento en el que la concienciación medioambiental es cada vez mayor, reutilizar materiales se está poniendo mucho en práctica. El estilo industrial encaja a la perfección en esta filosofía, pues también se sirve de muebles restaurados u otros objetos de decoración. Si piensas lanzarte con ello, ten en cuenta la regla de las tres R´s: Recicla, Reutiliza y Reinventa.

Siguiendo en esta línea, el estilo industrial encaja a la perfección con las bombillas de bajo consumo, por lo que no solo lograrás que todo tu diseño tenga un sentido y una cohesión, sino que además contribuirás a reducir impacto medioambiental.

Respecto a objetos de decoración, te aconsejamos que apuestes por espacios poco recargados. Como hemos mencionado anteriormente, el estilo industrial se caracteriza por ser un tipo de decoración minimalista. Apostar por unas sencilas plantas o algún póster será más que suficiente para darle un toque original sin perder la esencia. En este estilo también es muy importante apostar por telas ecológicas o reutilizadas, como por ejemplo…¡tela de saco!

Echa al vuelo tu imaginación y sírvete de páginas como Pinterest para inspirarte. Si quieres acudir directamente a profesionales te recomendamos que contactes con el equipo de Deferst.

Call Now ButtonLlámanos
Gestoría asesoría en leganes grupo em gestión Gestoría de vehículos en leganes. Transferencias de Vehículos Empresas de Construcción y Reformas Quórum 2000 Construccion Empresas de Mantenimiento y Limpiezas en Madrid CB Villa de Leganés LGN Noticias LGN Radio Qdr Comunicación Lega Integra Legapol Madrid